Los televisores más famosos

tele3Si realizáramos una encuesta a nivel mundial, y preguntásemos a una serie de personas cuál es uno de los mayores inventos de la humanidad, la respuesta sería contundente: la televisión.

Pero no hay que olvidar que esta creación, se fundamenta en un aparato que es el que recibe la señal a través de las ondas, para que podamos disfrutar de las imágenes en movimiento que nos proporciona y de las que tanto disfrutamos: el televisor.

Los televisores surgieron a principios del siglo pasado, en el comienzo no tenían sonido, las representaciones eran en blanco y negro, y no medían más de 5 pulgadas. Es realmente asombroso lo que han evolucionado, y el nivel de sofisticación que han alcanzado. En los inicios, los televisores más famosos eran los de la archiconocida marca Sony, que fue la que perfeccionó el sistema CRT gracias a la apertura de rejilla, y lo patentó allá por los años sesenta.

Gracias a ello, la humanidad pudo ver llegar el hombre a la Luna, sin moverse de su sofá. Pero ahora la televisión ya no es sólo una invención en la que se puedan ver películas cómodamente desde casa, o los mejores partidos de fútbol, o las series que más enganchan y de las que disfrutamos en familia, con amigos, o después de una dura jornada de trabajo o de estudios. No.

tele2

Los televisores a día de hoy son una experiencia completa de entretenimiento, porque además de que la mayoría admiten la transmisión a través de sistemas digitales tipo TDT, (en donde hay infinidad de canales para elegir y no aburrirse), también es posible conectarse directamente a Internet a través del sistema propio de la marca, y puedes ver vídeos, descargar música gratuíta y vivir una experiencia diferente.

Y no hay que olvidar tampoco que la calidad de lo que se observa ha aumentado, siendo los televisores más famosos los que tienen pantallas de varios tipos: los que poseen la llamada LED, que gasta menos energía que las pantallas de Plasma por ejemplo, las cuales tienen la ventaja de fabricarse en tamaños gigantes. O las pantallas LCD, de cristal líquido, tremendamente finas para colocar el aparato donde se desee ahorrando espacio.

tele

Por último estarían unas modernas OLED, más delgadas, flexibles y con más brillo que las anteriores. Y las que nos quedan, porque hay que tener en cuenta que los televisores se transforman a medida que el conocimiento humano se incrementa, y éste, no tiene límites.